jueves, 8 de noviembre de 2012

CIUDADANÍA DIGITAL


CIUDADANÍA DIGITAL


Normas de comportamiento que conciernen al uso de la tecnología.

DECÁLOGO PARA UNA BUEN CIUDADANÍA DIGITAL 

En el momento de hablar de ciudadanía digital no podemos evitar preguntarnos si, acaso, hay una ciudadanía digital y una real.  El concepto de ciudadanía digital no se sostiene sobre la oposición a la ciudadanía real; es decir, no estamos hablando de que los comportamientos del ciudadano digital se rijan por parámetros éticos distintos. El asunto aquí consiste en que la ciudadanía digital tiene unas características propias que demandan que se comprendan su naturaleza y sus implicaciones. 

  1. Para esbozar el concepto de ciudadano digital podemos comenzar afirmando que él, como todo ciudadano, hace parte de una comunidad humana.  Esta pertenencia implica que él se reconoce y es reconocido por otros como parte de la comunidad; como consecuencia de esta pertenencia, el ciudadano digital, como otros ciudadanos, obtiene unos derechos y unos deberes dentro de esta comunidad.
  2. Los derechos y deberes que adquiere el ciudadano digital tendrán que ver con el uso ético de TIC, esto es asumir los parámetros de conducta que permitan mantener y consolidar esta comunidad fundada sobre los pilares de la virtualidad y la tecnología.
  3. La ciudadanía digital se diferencia, también, de la ciudadanía civil, pues ésta consiste en el reconocimiento de los derechos fundamentales de igualdad legal, así no se comparta con el otro una entidad territorial.
  4. La ciudadanía digital se opone a la ciudadanía social que se define por el reconocimiento y acceso a los diferentes servicios de educación, salud, cultura, por parte de los miembros de una comunidad que no tiene que estar delimitada por algún criterio geográfico, de sexo, edad o culto.
  5. Por una parte, la comunidad virtual es una red global de comunicación en la medida en que no tiene restricciones geográficas, sus miembros pueden ser de China, Australia, Bolivia o Dinamarca. 
  6.  A la misma comunidad pueden pertenecer personas que nunca se han visto, no hablan el mismo idioma y tienen condiciones geográficas muy distintas.
  7. La comunidad virtual es una comunidad montada sobre un rasgo común: el uso de las nuevas tecnologías.
  8.  En una comunidad virtual no puede establecerse con precisión cuántas personas se encuentran conectadas, cuántas entran  y cuántas salen en cada segundo; el número de personas que conforma esta comunidad cambia a gran velocidad, de manera que escapa a nuestro dominio poder enmarcarla o fijarla.
  9. Podemos considerarla una comunidad dinámica porque los flujos de comunicación son múltiples, es decir, cada una de estas personas envía y recibe información de manera casi simultánea y, cada uno de estos mensajes, se vuelve un punto en una red infinita de intercambio entre miembros de la comunidad. 
  10. La comunidad virtual no pueda esquematizarse o ajustarse a una jerarquía: todos están en el mismo piso de la pirámide comunicativa y no hay un diagrama de flujo establecido, sino que éste cambia constantemente.





CUENTO GANADOR SEDE LA MESA

EL SUEÑO HECHO REALIDAD

Erase una vez en un pueblito muy ´pero muy pequeño en el que había una escuelita a la que asistían todos los niños, en ella había libros, juguetes, mapas, pero no había computadores, así que los estudiantes no tenían acceso a ningún tipo de tecnología y por ello su aprendizaje era tradicional, hasta que un día un señor que tenia mucha plata decidió donar 10 computadores a aquella escuelita.
Con el tiempo los niños realizaban todas las tareas de forma virtual, crearon cuentas, correos y se comunicaban con estudiantes de otros países permitiéndole mejorar su calidad de vida y abriéndoles más puertas para un mejor futuro.

MARIA ALEJANDRA SIERRA OLMOS
GRADO: 5º



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada